Landing page: ¿Cuál es su importancia?

landing page

¿Tienes una página web? ¿Y haces marketing online? Entonces deberías usar landing pages. Si no utilizas esta herramienta, sigue leyendo y descubre lo que te estás perdiendo.

Una landing page es una página específica donde un visitante aterrizará después de hacer clic en un enlace, un banner o cualquier otro dispositivo de marketing. Usamos el término “específica” porque debe estar dedicada a una campaña de marketing específica y ser capaz de funcionar por sí misma. NO es una página de tu sitio web y solo se puede acceder a través de una llamada a la acción exclusiva. ¿Por qué? Porque tu sitio web tiene objetivos más amplios que una landing page, que debe tener un solo objetivo: convertir.

Los usos de una landing page

Generalmente hay dos tipos de landing pages: páginas de generación de leads y páginas de tráfico. Las primeras están diseñadas para generar una información crucial: la información de contacto de un cliente potencial. Esto generalmente se logra al ofrecer algo a cambio, como libros electrónicos, boletines informativos, plantillas de documentos o simplemente información adicional sobre lo que se está vendiendo. El segundo tipo debe ser una página de “transición” que informa a un usuario sobre tu producto o servicio, preparándolos para una compra más adelante.

Cómo una landing page puede ayudar a tu negocio

Conseguir clientes potenciales: las landing pages han demostrado captar muchos más clientes potenciales que enviar visitantes a la página de inicio de un sitio web. Al ofrecer un mensaje personalizado para cada campaña (e incluso para cada público objetivo), verás un aumento en la tasa de generación de oportunidades de venta.

Impulsar el tráfico: una landing page puede ser una excelente forma de atraer personas a tu negocio. Úsala para informar, promover e infundir curiosidad o necesidad. ¡Luego, condúcelos por tu embudo de ventas hasta que se hagan clientes!

Obtener información sobre tu audiencia: con una landing page, puedes recopilar más información que solo una dirección de correo electrónico o un número de teléfono. Puedes recopilar información demográfica que puede ayudarte con la conversión más adelante. También puedes saber si los visitantes anteriores vuelven y qué tipo de contenido les gusta, lo que permite mejorar constantemente tu oferta.

Aumentar la variedad de recursos de marketing: el contenido sigue siendo el rey, por lo que las landing pages se deben usar como elementos de contenido que pueden ayudarte con tu estrategia. Además de mejorar el SEO de tu negocio, también se pueden compartir en las redes sociales o como parte de campañas de correo electrónico.

Conocer tu marketing: al analizar los datos recopilados de tus landing pages, puedes medir su rendimiento, el comportamiento de los visitantes y las tasas de conversión de diferentes productos o servicios. ¿Te imaginas lo que puedes hacer con toda esta información?

Qué tener en cuenta

Formulario: el formulario es un elemento clave en tu landing page, porque su finalización es el gran objetivo y también porque es el más difícil de lograr. Nadie quiere perder tiempo insertando información, así que hazlo lo más fácil y práctico posible.

Título: un titular cautivador es fundamental para captar la atención desde el primer momento, y debe decirles a los visitantes qué sucederá, de forma clara y precisa.

Mensaje: al igual que el título, el texto debe ser breve y interesante, destacando las ventajas de tu oferta y explicando qué obtendrá el visitante. Incluye palabras clave que sean relevantes, como lo harías en cualquier otro contenido. Asegúrate de mantener el mensaje en la landing page coherente con el mensaje del contenido que trajo al visitante, para respaldar lo que deseas transmitir y para asegurar la credibilidad. De lo contrario, se producirán mayores rebotes y menos conversiones.

Imagen: Incluir una imagen poderosa y descriptiva ayudará al mensaje y mejorará la atención de tus visitantes.

Sin navegación: la única acción que deseas es la que conduce a la conversión, ya sea hacer clic en el botón “comprar” o completar un formulario de contacto. Eliminar cualquier otra opción, como menús y otros enlaces, te ayudará a lograr ese objetivo.

Segmentación: se tan específico como puedas con tus landing pages. Crea tantas páginas de destino como necesites, con múltiples combinaciones de productos, público objetivo, contenido, etc. De esta manera podrás descubrir cuáles funcionan mejor y realizar los test A/B necesarios.

¿Estás preparado para diseñar tus propias landing pages y comenzar a mejorar los resultados? Escríbenos si tienes alguna duda o si necesitas ayuda.

Y si estás interesados en más contenido sobre marketing digital, SEO o SEM, simplemente consulta nuestro blog, ¡lo actualizamos semanalmente!

By |2018-03-22T20:51:55+00:0022 marzo, 2018|Marketing Digital|

Leave A Comment